James, destacado en un Bayern Múnich en alta tensión

En dificultades en la Bundesliga, en la que marcha sexto tras caer ante el Hoffenheim (2-0), el Bayern Múnich tomó aire este martes en el arranque de la Liga de Campeones al golear 3-0, en el Allianz Arena, al Anderlecht.

Pero la victoria no esconde el difícil momento de los bávaros, que superaron a un rival reducido a diez jugadores desde el minuto 11. El campeón alemán, falto de inspiración, con poco ganó y con goleada.

El polaco Robert Lewandowski abrió el marcador de penal, a los 12 minutos, y Thiago Alcántara hizo el 2-0 tras un pase del lateral Joshua Kimmich. Finalmente, el mismo Kimmich hizo el 3-0 cuando el reloj marcó el último minuto de juego.

Tras el 1-0 jugamos como si ganáramos 5-0. Tendríamos que haberle metido pasión y volcarnos en la portería rival. Nuestro público merece más que lo que hicimos”, reconoció el holandés Arjen Robben al final del partido.

Además de los problemas en el terreno de juego, el club tiene abierta una crisis extradeportiva. El presidente Karl-Heinz Rummenigge tuvo que llamar al orden a Lewandowski y Thomas Müller por sus declaraciones.

El primero criticó las inversiones en el mercado de fichajes y el segundo se quejó de su escaso protagonismo con el técnico Carlo Ancelotti. El entrenador italiano habló tras el partido de ayer: “Esperaba una victoria y hemos ganado. No fue una gran presentación, pero era la que necesitábamos en esta fase. Estoy contento, aunque en el centro del campo deberíamos tener un mejor timing”.

Pataleta de Ribery

Todo este mal ambiente también se vio reflejado en el campo de juego. Durante el segundo tiempo hubo una jugada en que Lewandowski le negó un pase de gol a ArjenRobben, quien estaba solo para definir. Tras este hecho, el holandés le reclamó de manera airada al delantero polaco por no hacer el pase.

Más tarde, Frank Ribery fue sustituido y al llegar al banco de suplentes se sacó la camiseta y la tiró violentamente al piso. En las imágenes, al pasar un tiempo, alguien del cuerpo técnico va a calmarlo, pero el francés no mejoró su actitud.

Ver imagen en Twitter

James Rodríguez, que tuvo su estreno con el Bayern Múnich en la Liga de Campeones y está lejos de todos estos inconvenientes, fue titular y jugó 85 minutos.

Ver imagen en Twitter

El ‘10’, que ahora viste la camiseta número 11, estuvo la mayor parte del tiempo en la mitad de la cancha, desde allí tuvo toda la panorámica para poner al equipo a jugar a los costados y filtrar balones a los compañeros que se ofrecían de cara al arco.

Tuvo dos oportunidades de anotar: un cabezazo dentro del área que no fue bien puesto hacia un costado y un remate de afuera del área, los dos fueron controlados por el portero del Anderlecht.

Ver imagen en Twitter

Tras la mencionada salida de Ribery, James tuvo que posicionarse a la izquierda del frente de ataque. En esa posición le sirvió una ocasión inmejorable a Lewandowski, quien no estiró el pie para anotar.

Al final del partido, el colombiano se refirió a su estreno en un partido oficial con el conjunto alemán.

Me siento cómodo por la izquierda. No sé, en la derecha, en el medio… Donde quiera Carlo (Ancelotti) voy a estar. Hoy estuve en el medio y me he sentido cómodo. Hemos hecho buen partido

“Me siento cómodo por la izquierda. No sé, en la derecha, en el medio… Donde quiera Carlo (Ancelotti) voy a estar. Hoy estuve en el medio y me he sentido cómodo. Hemos hecho buen partido”, dijo el volante en declaraciones al programa Balón dividido, de ESPN.

Al ser consultado por su adaptación con el idioma alemán, James dijo: “Poco a poco voy hablando más, es difícil. Me entiendo con los que hablan español, Thiago Javi, y con los que hablan un poquito de francés”, dijo.

Con su triunfo, el Bayern Múnich se hace con la segunda plaza del grupo B por detrás del PSG, que venció 0-5 al Celtic en Glasgow.

En la próxima fecha, precisamente Bayern visitará al PSG y para este partido los alemanes deberán recuperar la memoria de su juego para poder controlar a los parisinos.

Sin embargo, para mejorar en el juego, primero tendrán que saldar las cuentas internas, y no tener más inconvenientes, solo concentrarse en el fútbol.

tomado de www.eltiempo.com